Navidad con mi pareja bicultural en colaboración con Irene del Valle

Los rituales, las fiestas y las tradiciones son muy importantes por que tienen la función psicológica de estimularnos intelectualmente, reforzar nuestras relaciones sociales, de enraizar nuestro sentido de pertenencia, así como también, nos permiten un descanso de la rutina, sentir placer y satisfacción y el enriquecimiento de nuestras  memorias y recuerdos.

Las fiestas decembrinas son muy especiales en distintas latitudes del mundo. Y en cada rincón del planeta, las culturas llevan esta celebración de forma única y especial. Por ejemplo, en Australia con la niña nieve (la ayudante de Santa Claus), en México con las posadas y la Misa del gallo, en Brasil lanzando al mar barcos llenos de flores, en Japón con “Omisoka” limpiando las casas, en Filipinas con el festival de los farolillos, en Austria Krampus asusta a los niños que se han portado mal, en Noruega escondiendo las escobas, y en Colombia con el “Día de las Velitas” que marca el inicio de la temporada Navideña.

En una relación bicultural, puede ser un momento de aprendizaje y  de encuentro o por el contrario, puede convertirse en una época de desencuentro, malentendidos, peleas y  frustración. Todo depende en cómo la pareja logre manejar, unir y mediar sus tradiciones, sus culturas y sus anhelos para estas fechas.

Es natural que si en el día a día a veces tenemos dificultad para ponernos de acuerdo, también la Navidad, puede ser una situación que genere estrés y conflicto en la pareja. Pero hay que recordar que si las celebraciones no se disfrutan y generan malestar pierden todo su propósito. 

Te comparto algunos consejos para disfrutar y @amarsanamente esta Navidad a tu pareja, y para que trasciendas las diferencias culturales,  y goces esta celebración de unión y gratitud:

  1. Sé flexible y estáte abierta a probar diferentes formas de vivir las fiestas navideñas y de fin de año.
  2. Sé creativa, piensa en cómo puedes dar espacio a ambas celebraciones, usa tu imaginación.
  3. Aprende a soltar algunas cosas, reducir las expectativas y construir una tradición única con tu pareja, más allá de lo que él o ella y tu aprendieron en sus países y en sus familias.
  4. No te quejes, ten iniciativa. “Es que en mi país…” Pues enséñale lo que se hace en tu país…lleva tu platillo favorito navideño a la cena con su familia o introdúcele a alguna dinámica que normalmente hicieras con tu familia (karaoke, regalos de broma, intercambio de regalos, etc.).
  5. Si, te toca pasarlo a distancia, aprende a pedir qué necesitas para sentirte mejor, por ejemplo, hacer un brindis previo con tu familia por videollamada.
  6. Diviértete, disfruta la experiencia de pasar una navidad diferente a las que has vivido anteriormente.
  7. Hablen de lo que es importante para cada uno, establezcan áreas flexibles e inflexibles, ¿Qué están dispuestos a soltar y qué es sumamente especial?
  8. La Navidad, el Año Nuevo y los Reyes no tienen por qué ser a fuerza una tradición en pareja. Pueden también elegir vivirlo cada uno con sus familias o amigos y no pasa nada. Ustedes deciden si cada uno prefiere vivirlo con su gente y en sus países. A veces es mejor cada quien ir por su lado y regresar a compartir lo bien que la pasaron. Si asi lo deciden ¡No pasa nada, tienen el resto del año para seguir disfrutándose y compartiendo!
  9. Y por último, no olvides que estés en dónde estés, el verdadero objetivo de estas fiestas es el de agradecer y honrar a las personas que te acompañan en tu camino, que más que en Italia, Perú o Vietnam, estás en la “vida” y que las formas muchas veces terminan siendo triviales e intrascendentes; que lo que realmente importa es el amor. Olvidemonos de las exigencias ridículas y vivamos la Navidad siendo conscientes de que lo importante no es la cena, los regalos o una tradición en específica, sino con quién y cómo la pasas. Lo que nos llena el corazón, es el tiempo compartido y los recuerdos lindos lo que fortalecen nuestras las relaciones.

En cualquier rincón del mundo en el que estés…¡Feliz Navidad!

Irene del Valle.

Sigue a Irene en Redes Sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/mentesenequilibrio

Canal Youtubehttps://www.youtube.com/channel/UCYZuuVPNlY3BjICCiyPplmA

Instagram: @mentesequilibrio  @amarsanamente

Twitter: @EquiliMentes 

 


Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario